Home / Noticias / Julio Iglesias, 50 años después ‘La vida sigue igual’

Julio Iglesias, 50 años después ‘La vida sigue igual’

La vida ya nunca fue igual para Julio Iglesias después de aquella noche de hace 50 años en la que se proclamó ganador del Festival de Benidorm -un certamen español de música que alcanzó su máxima popularidad en los setenta-, iniciando así una de las carreras artísticas más exitosas de la historia.

Porque antes de Luis Fonsi, Ricky Martin, Shakira o el propio Enrique Iglesias, el mundo aprendió castellano a través de un joven madrileño que tuvo que dejar su prometedora carrera como portero de fútbol a causa de un accidente de coche y que decidió probar suerte con una exigua voz.

“Aprendí a cantar en los últimos 15 años”, reconoció en una entrevista con Efe en 2010, cuando se animó a regrabar todas las canciones de su vida, unas 140 calculó él, desde la inicial “La vida sigue igual” con la que experimentó su primer triunfo en la cita de Benidorm un 17 de julio de 1968.

Según Sony Music, de sus más de 80 álbumes se le estiman unas ventas superiores a los 350 millones de ejemplares en muy diversos idiomas, por lo que ostenta el récord Guinness al “artista latino que más discos ha vendido en el mundo”.

En esa escalada internacional, su primer gran hito consistió en participar en el Festival de Eurovisión de 1970 con “Gwendolyne”. Acabó en cuarto lugar, pero logró grabar la canción en cuatro lenguas distintas y coronar las listas de ventas de varios países.

Muy poco después conocería y contraería matrimonio con su primera mujer, Isabel Preysler, episodio romántico que coincidió con una agenda de compromisos cada vez más apretada, con viajes a Japón incluso, y canciones en varios idiomas como “Un canto a Galicia” o “Por el amor de una mujer”.

Cantó su fracaso matrimonial en “Me olvidé vivir” (1978), resumen de una unión de la que nacieron tres hijos en común, el más pequeño Enrique, sucesor de la senda global de su padre con los años.

El “crossover”
Momento. Julio Iglesias era el galán latino por antonomasia, mudó su residencia a EE.UU. tras firmar un contrato multimillonario. Este fue el principio de su relación laboral con Ramón Arcusa, como productor. Su popularidad se desbordó entre marcas comerciales estratosféricas y actuando en lugares míticos como el Royal Albert Hall de Londres o el Carneggie Hall y el Madison Square Garden de Nueva York.

Internacional. Los años siguientes lo consagrarían en el mercado estadounidense con la publicación de su primer disco en inglés, “1100 Bel Air Place” (1984), y colaboraciones estelares junto a figuras como Willie Nelson (“To all the girls I’ve loved before”), Diana Ross (“All of you”), Stevie Wonder (“My love”), Dolly Parton (“When you tell me that you love me”) o Sting (“Fragile”). Los 90 traería sus últimos grandes discos de estudio, “La carretera” (1995) o “Tango” (1996) y en el plano personal el inicio de su relación sentimental más longeva junto a la holandesa Miranda Rijnsburger, con la que no se casaría hasta 2010, tras el nacimiento de sus cinco hijos. Con el nuevo siglo alumbró “Noche de cuatro lunas” (2000), en el que colaboró Alejandro Sanz, y un año después fue galardonado con el premio Grammy Latino como personalidad del año.

About @discosuave

@discosuave
DiscoSuave, permite a nuestros visitantes escuchar musica en vivo las 24 horas , ademas descargar musica , escuchar y descargar programas anteriores, noticias de tus artistas favoritos. somos "La Estacion Del Amor"

Compruebe también

Sergio Vargas y Ramón Orlando se unen en ¨Bohemios¨

Los amantes del buen bolero tienen un plato fuerte este viernes con un junte que …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.