Home / Salud / Alimentos desencadenantes del herpes labial

Alimentos desencadenantes del herpes labial

Bien dicen que una vez que llega el herpes labial a tu vida, nada vuelve a ser igual y serás siempre de cierta manera propenso a contraerlo de nuevo. También conocido como herpes simple o febril, se trata de una de las infecciones virales más frecuentes y se presenta con pequeñas ampollas llenas de líquido sobre los labios o alrededor de ellos. Estas ampollas se agrupan formando manchas y cuando se rompen, forman una costra que suele durar varios días. Lo cierto es que muchas personas se han preguntado sobre los aspectos que suelen desencadenar este tipo de brotes, entre los principales se encuentran: exposición al sol o viento frío, un resfriado u otra enfermedad, un sistema inmunológico debilitado, estrés, fluctuaciones hormonales, labios secos y agrietados. Además por su directa relación con el sistema inmune mucho se ha hablado sobre su conexión con la calidad de la alimentación, y cómo ciertos hábitos dietéticos suelen activar los brotes de herpes.

¿Qué suele desencadenar los brotes de herpes labial?

En aquellas personas que son diagnosticadas con el virus del herpes simple, especialmente el tipo (HSV-1), los brotes de herpes labial suelen presentarse de manera muy común. También es normal que el virus permanezca inactivo durante ciertos períodos y cuando se activa es normal que se presente físicamente a través de las ampollas. Aunque es una condición que se desencadena por el sistema de defensas de cada persona y factores ambientales, como en todo la alimentación influye en absolutamente todo nuestro estado de salud; tanto física, emocional y mental.

Con base en ello los expertos han comprobado que existen algunos alimentos que es recomendable evitar, uno de los principales son aquellos ricos en arginina. Es un aminoácido que estimula la replica del virus y aumenta la frecuencia de las crisis, esta sustancia se encuentra en alimentos como son: ciertas carnes, cacahuates, almendras, jamón, salami, uvas pasas, cacao y algunos cereales integrales como la avena, germen de trigo y granola. Además otra medida importante es evitar el consumo de café, harinas blancas y alimentos ricos en azúcares, como lo son el chocolate, pan blanco, galletas, refrescos y pasteles, la razón principal es que estos son alimentos pro-inflamatorios que ralentizan la recuperación. Otra recomendación es evitar aquellos detonantes que disminuyen las defensas y aumentan el riesgo de que se manifieste el virus. Entre los principales se encuentran el cigarro, la vida sedentaria y por supuesto un alto consumo de alcohol.

La buen noticia es que existen ciertas medidas alimenticias que pueden estimular positivamente al sistema inmunológico y con ello seremos menos propensos a padecer brotes de herpes y posibles recaídas.
1. Aumenta la ingesta de lisina

Lo primero que tenemos que decir es que la lisina es un aminoácido esencial que se obtiene de los alimentos y puede ayudar a prevenir el herpes labial. De manera particular se cree que la lisina previene los brotes de herpes labial porque reduce la actividad de la arginina, otro aminoácido que necesita el virus del herpes simple para replicarse. Apuesta por el consumo de las mejores fuentes de lisina, la obtendrás a través del consumo de alimentos con un alto contenido de proteínas como carne, específicamente de res, pollo y cerdo, quesos como el parmesano, pescados grasos como es el caso del bacalao y sardinas soja. También lo encontrarás en productos de origen vegetal como las semillas de fenogreco y espirulina.

2. Consume alimentos ricos en vitamina C

No es ningún secreto decir que la vitamina C, es uno de los nutrientes fundamentales para nutrir al sistema inmunológico y aumentar las defensas. Por lo tanto en etapas en que se presenten crisis activas de herpes, los alimentos con abundante vitamina C nos protegerán de las infecciones y en caso de padecerlas ayuda a acelerar la recuperación. Además son un buen aliado para contribuir la formación de colágeno y en la regeneración de la piel, favoreciendo la cicatrización de las ampollas que surgen durante una crisis de herpes. Apuesta por el consumo de frutas cítricas como naranja, limón, toronja, mandarina, kiwi, piña, pimientos y fresas.

3. Súbele al zinc

Tanto las vitaminas como minerales, son igual de importantes para el funcionamiento del organismo y cumplen con relevantes tareas. Tal es el caso del zinc que en muchas ocasiones suele pasar desapercibido y es un nutriente esencial: apoya activamente el funcionamiento del sistema inmunológico, participa en cientos de reacciones enzimáticas, protege contra el daño oxidativo, participa en la cicatrización de heridas y es necesario en la producción de hemoglobina. Apuesta por el consumo de alimentos como: carne de cerdo, huevos, cangrejo, ostras, mariscos, semillas de calabaza, soja y sandía.

4. Alimentos que estimulan al sistema inmune

Existen otras categorías de alimentos que son un gran aliado para mejorar y potenciar el funcionamiento del sistema inmunológico, tal es el caso de los productos ricos en ácidos grasos omega-3 como los pescados grasos, aceite de oliva, aguacate y frutos secos. También apuesta por los alimentos ricos en probióticos, como es el caso de los fermentados como el chucrut, kéfir, tempeh, kombucha y yogurt. Otra buena recomendación es apostar por los alimentos medicinales ricos en antioxidantes y antiinflamatorios como el cúrcuma, jengibre y ajo.

Eldiariony

About @discosuave

DiscoSuave, permite a nuestros visitantes escuchar musica en vivo las 24 horas , ademas descargar musica , escuchar y descargar programas anteriores, noticias de tus artistas favoritos. somos "La Estacion Del Amor"

Compruebe también

Por qué beber cerveza es causa directa de hinchazón abdominal

Es innegable decir que la mayoría de nosotros estamos locos por la cerveza, sobre todo …

Comentários no Facebook